PROSPECTIVA ECONÓMICA

Prospectiva Económica – Diciembre 2019

Dic

Carta de los Editores

 

Estimado suscriptor: 

Para 2019 se estima que la economía alcance un crecimiento de 3,3%, en un contexto favorable a nivel interno debido al buen comportamiento del consumo y la inversión, y a pesar de la desaceleración económica mundial, que continúa perjudicando el desempeño del sector externoEl repunte de la economía colombiana se ha traducido en una mejor dinámica de la actividad productiva, especialmente en los sectores de comercio y transporte, y administración pública y defensa. No obstante, otros sectores como la agricultura, la industria y la construcción han registrado menores tasas de crecimientos frente a los niveles observados un año atrás. Además, la tasa de desempleo alcanza nuevamente dos dígitos y el promedio del año hasta noviembre se ubica en 10,5%.  Este crecimiento se da en un contexto en el cual se han materializado los riesgos asociados a las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, así como algunas tensiones geopolíticas que afectaron la actividad productiva mundial en lo corrido del año. Para América Latina se espera una tasa de crecimiento de 0,2% en 2019 y 1,8% en 2020, cifras inferiores a las esperadas a comienzos de año, explicadas principalmente por el pobre desempeño de la economía venezolana, argentina y brasilera.  

A nivel local, esperamos que el crecimiento de la economía colombiana para 2020 cierre en 3,5%, por encima del promedio de América Latina. La recuperación de la demanda interna iría en línea con mejores fundamentales macroeconómicos. Sin embargo, este crecimiento no descarta riesgos a la baja como un deterioro de las condiciones externas, el pass-through cambiario que obligue al Banco de la República a un incremento de su tasa de intervencióny el riesgo fiscal derivado de la recientemente aprobada reforma tributaria que podría reducir el recaudo en el mediano plazo, entre otros. Adicionalmente, se podría alcanzar un crecimiento más alto en 2020 de darse una aceleración en la ejecución de proyectos de infraestructura y una rápida recuperación de la construcción en edificaciones. Al materializarse los riesgos al alza, el crecimiento podría ser del 3,9% y, caso contrario, una materialización de los riesgos a la baja resultaría en un crecimiento cercano al 3,0%. Como mencionamos hace un año, aunque la economía colombiana ya pasó lo peor del ajuste, será esencial la aprobación de reformas que despejen la incertidumbre en materia fiscal, mejoren la productividad del país y reactiven el mercado laboral. 

En este contexto, Prospectiva Económica consigna de manera clara y completa la evolución y las proyecciones de las principales variables macroeconómicas del país, constituyéndose en una herramienta central para los ejercicios de análisis y planeación estratégica de sus suscriptores, bien sea desde el ámbito de decisiones corporativas o desde una perspectiva de políticas públicas. 

En este número encontrará un análisis detallado del sector productivo, el sector externo, el balance fiscal y las variables monetarias y financieras bajo diferentes escenarios macroeconómicos, que permiten una mejor evaluación de las oportunidades y riesgos presentes en la economía colombiana. Adicionalmente, se reúnen las proyecciones de crecimiento regional, brindando un enfoque único dentro de los análisis económicos del país. 

La publicación que usted tiene en sus manos viene acompañada de un servicio de asesoramiento económico, que consiste en atención personalizada de manera telefónica y presencial, sobre todas las publicaciones de coyuntura macroeconómica producidas en Fedesarrollo, creando un paquete de servicios integral para nuestros suscriptores. Con nuestros mejores deseos para un feliz y próspero 2020, 

Luis Fernando Mejía

Director Ejecutivo

 

Martha Elena Delgado 

Directora de Análisis Macroeconómico y Sectorial 

Notas

¿Qué ha pasado en 2019?

 

Durante 2019 la actividad económica mundial se desaceleró frente a lo observado un año atrás, por cuenta del menor crecimiento de las economías avanzadas y emergentesDe un lado, la economía estadounidense pasó de crecer 2,9% en 2018 a 2,4% en 2019aunque mantiene bajos niveles de desempleo. Las cifras de crecimiento de los países de la zona euro también son pobres comparadas con las registradas el año anterior. Esto, sumado a la desaceleración de las principales economías emergentes como China e Indiael bajo crecimiento de la región latinoamericana, las tensiones comerciales, y el fortalecimiento generalizado del dólar ha provocado que la balanza de riesgos de crecimiento económico para este año y para el próximo se encuentre inclinada a la baja. Recientemente, el entorno internacional ha estado marcado por la reducción en los precios del petróleo, el incremento en la volatilidad de los mercados y la incertidumbre asociada a la reducción del comercio mundial.  

A pesar de este contexto internacional adverso, en el país el producto interno bruto registró un crecimiento de 3,2en promedio durante los tres primeros trimestres de 2019, frente al mismo periodo en 2018 cuando creció 2,5%. Este crecimiento se explicó en mayor medida por la recuperación del gasto en consumo total, debido a una mejor dinámica del consumo de los hogares (4,7%) y la inversión (4,8%), que favoreció la actividad del comercio y transporte, la administración pública y defensa, los servicios financieros, entre otros. No obstante, los sectores de agricultura (2,0%), la industria (1,7%) y la construcción (-1,9%) han registrado menores crecimientos en su valor agregado relativo al año anterior. Por su parte, las exportaciones han mostrado una tendencia negativa, explicada principalmente por la desaceleración en la demanda externa por cuenta del menor crecimiento de nuestros socios comerciales más importantes, sumado a contracciones en la producción de carbón y la reducción en el precio del carbón y petróleo. No obstante, la producción del petróleo sostuvo una dinámica positiva en lo corrido del año. El mejor desempeño de la demanda interna se ha reflejado además en una mayor importación de bienes de capital, contribuyendo a la aceleración de las importaciones totales.  

Los indicadores más recientes de actividad productiva, en su gran mayoría, continúan mostrando señales de recuperación. La producción de petróleo en lo corrido del año supera lo observado en 2018, mientras que los datos de la encuesta mensual de industria y comercio minorista del DANE continuaron su tendencia crecientePor su parte, el balance promedio del Índice de Confianza Comercial (ICCO) en lo corrido del año fue de 25,6%, superior a lo observado el año anterior, ubicándose además en 27% en noviembre tras alcanzar un máximo de 30,1% en febrero. El Índice de Confianza Industrial (ICI) mostró una clara recuperación, y registró su valor máximo en septiembre de 2019 (11,5%). Sin embargo, no todos los resultados han sido positivos: en lo corrido de 2019, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) continuó su avance en terreno negativo, alcanzando un balance de –14,4% en noviembre, su valor más bajo del año 

En los tres primeros trimestres, el desbalance externo mostró un continuo deterioro. En lo corrido del año hasta septiembre el déficit en la cuenta corriente como porcentaje del PIB se amplió a 4,4% del PIB, frente al 3,8% observado en 2018. Este incremento está explicado principalmente por la caída en los precios internacionales del carbón y del petróleo, sumado a la debilidad de la demanda externa. Las cifras a septiembre muestran un fuerte incremento en el déficit de renta factorial, así como un aumento del déficit en la balanza comercial por cuenta de menores exportaciones y aceleración en las importaciones. Por otra parte, y en línea con el dinamismo de la economía estadounidense y española, las remesas presentaron un aumento considerable. 

En el frente monetario, desde enero la inflación se ha ubicado dentro del rango meta del Banco de la República (entre 2% y 4%) aunque por encima del objetivo central de 3%. Este comportamiento está explicado principalmente por el incremento en el precio de los alimentos y en menor medida por el aumento en la inflación de bienes transables. Lo anterior llevó a que la inflación anual en noviembre se ubicara en 3,84%, 0,57 pps por encima del mismo mes de 2018En cuanto a la tasa de intervención, desde abril de 2018 cuando la Junta Directiva del Banco de la República (JDBR) redujo su tasa de intervención en 25 pbs, esta se ha mantenido inalterada en 4,25%.  

En el frente fiscal, el Congreso aprobó una nueva reforma tributaria, también conocida como Ley de Crecimiento Económico, como respuesta a la declaración de inexequibilidad total de la Ley de Financiamiento por parte de la Corte Constitucional en octubre. Si bien esta reforma tributaria es en esencia la misma Ley de Financiamiento, se incluyó un paquete nuevo de artículos con enfoque social. Entre estos, se encuentra la compensación del IVA para aquellas personas pertenecientes a los deciles 1 y 2 de ingreso, la disminución de la cotización en salud al régimen contributivo para pensiones de un salario mínimo mensual legal vigente (SMMLV) y la implementación de tres días sin IVA. 

Desde Fedesarrollo estimamos que esta reforma tributaria reducirá el recaudo en alrededor de 0,5% del PIB en 2020 y algo más del 1,0% del PIB a partir de 2022, como consecuencia de las propuestas relacionadas con los impuestos a personas jurídicas. En Fedesarrollo señalamos que, si bien estas medidas apuntan en la dirección correcta para ayudar a impulsar la actividad empresarial, su materialización debe ir acompañada de medidas adicionales que compensen la eventual reducción en el recaudo. No obstante, resta observar el impacto efectivo de dos elementos que podrían corregir al alza nuestras estimaciones de ingresos. Por un lado, el impacto de la reforma tributaria sobre el crecimiento económico, que podría ser más alto que nuestros cálculos, más conservadores que los del gobierno. Por otro lado, el impacto de las medidas antievasión y antielusión por parte de la DIAN, aunado a la implementación de la factura electrónica. De los resultados de estos dos factores en 2020 dependerá el aclaramiento (o no) del panorama fiscal de mediano plazo. 

Notas

Suscríbete a Prospectiva Económica para acceder al contenido completo.

Escribe un correo a mruiz@fedesarrollo.org.co y solicita tu suscripción.

Prospectiva Económica

Dic|| Prospectiva Económica – Diciembre 2019

FECHA PUBLICACIÓN

18 de Diciembre del 2019

ISSN: 1692-0341


EDITORES

Luis Fernando Mejía

Director Ejecutivo

Ximena Cadena

Subdirectora

 

Martha Elena Delgado

Directora de Análisis Macroeconómico y Sectorial

 

Manuela Restrepo

Helena Suárez

Andrea Correa Jiménez

Diego Alejandro Gutiérrez

David Lara

Analistas económicos

 

William Rangel

Pasante




Oficina Comercial

Tel.: (571) 325 97 77 | Ext.: 340

mruiz@fedesarrollo.org.co


×

Tabla de Contenido


Índice de Gráficos

Este artículo no posee gráficos

Índice de Tablas

Este artículo no posee tablas